29 ago. 2011

Promesa para cumplir

Hacía tiempo, o quizás no recordaba, que no sentía este tipo de miedo. Realmente estaba asustado, como si una mano de hierro me agarrase el corazón y lo aprisionase con fuerza. Y por mucho que intentase liberarme, ahí seguía. Igual que la mirada de Sol, que seguía intentando ocultar todas sus emociones. Odio que intente hacer eso, porque es cuando más necesito que me abrace.

En aquellos momentos, estaba sentado frente a la hoguera, sin mirarme por mucho que le hablase o intentase llamar su atención. Pasamos unos momentos, eternos, en silencio, hasta que no pude más

- Así que... vas a irte, ¿no? - le pregunté
- ... Darlo por sentado es demasiado duro en este momento - me contestó, menos impasible
- ¿Y el silencio no? ¿Es mejor quedarse callado a esperar a que llegue el momento límite? - le insté sin soportarlo.

Me levanté, enfadado y dolido. Segundos después él me seguía

- La ignorancia es un enemigo. No saber que hacer es un pecado ahora, por lo que veo... - me contestó, abriendo más la herida
- ¡Por una vez, podrías intentar pedir ayuda y dejar de pensar que lo puedes todo tú solo! - le grité sin mirar quien me escuchaba. Al momento me arrepentí

Aquello le hizo callar, y pensar en lo que estabamos viviendo. Permaneció callado, con una mirada triste que no quiero recordar.

- ¡Estoy asustado, no quiero perderte! He encontrado algo bueno contigo, ¿lo entiendes? - continué hablandole, aprovechando su silencio - ¡No estoy dispuesto a perderlo ahora!

Cerré los ojos para contener las lágrimas. En poco tiempo él ya estaba sobre mí, abrazandome con fuerza. Le devolví el abrazo, sintiendo como me fallaban las fuerzas y la voluntad de seguir con aquella discusión. Solo quería cerrar los ojos y saber que no se iría. En susurros me lo prometió, y esa promesa es a la que me aferro con fuerza

16 comentarios:

  1. Espero que sea un hombre de palabra... ¡o una elfa infernalista irá en su busca para robarle el alma!

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto, se me da genial robar almas, lo he hecho muchas veces. Me encargaré de que la promesa se cumpla, ¡te lo aseguro!

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  3. Quiero que viva, aunque me deje, quiero que viva
    · Iefel

    ResponderEliminar
  4. Yooo no prometo nada, además así puedo entregar su alma a ese demonio tan simpático.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  5. Las almas para mí, yo soy el tesorero de vuestras almas
    - Ethan

    ResponderEliminar
  6. ¿Y yo de qué me encargo? Que poca libertad tengo, no puedo ni mataros ni encargarme de vuestras almas... que injusta es la vida.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  7. Intenta matarme a mí, ¡venga! Te reto, jejeje
    - Ethan

    ResponderEliminar
  8. Oh, ya te gané una vez en una pelea a puños limpios... pero claro, ahora el señorito se ha vuelto poderoso, ¡eso es trampa! Que me conviertan en demonio, ¡seguro que te gano!

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  9. La fuerza bruta debe usarse con precaución, ¡pedazo de bruta!
    - Ethan

    ResponderEliminar
  10. ¿Perdona? Habló el que no se quedó quieto en la pelea...(Ni se queda en las que tenemos)

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  11. Las he tenido buenas, y he masacrado a mucha gente por ti, ¡creí que tú podrías valorar eso!
    - Ethan

    ResponderEliminar
  12. ¿Qué has masacrado a mucha gente por mí? Bueno, tampoco es que te lo haya pedido, yo puedo encargarme de mis enemigos solita, jejeje.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  13. Pues venga, todos para ti, elfa guerrera todopoderosa machaca-cabezas-sin-compasión
    - Ethan

    ResponderEliminar
  14. Es... lo más bonito que me has dicho nunca.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  15. Ehm... Sí, creo que Sol y yo nos hemos ido hace tiempo... Que discutais con salud
    · Iefel

    ResponderEliminar