3 ago. 2011

La promesa

Una noche en vela tal vez no sea suficiente como para tomar una decisión la cual se prolongará toda tu vida. Por eso no ha sido solo una, hace tiempo que perdí la cuenta. Hablar por hablar. A veces me sentía como un idiota proponiendoselo como algo natural, para que no se asustase. Y la respuesta no era sentirse idiota, sino que me quedaba la certeza de que realmente lo era

Pero al fin he conseguido un sí...

Cielos, debe de estar ocurriendo algo terrible en las antípodas de nuestro mundo para que haya sucedido tal milagro. Pero que arda el cosmos, no pienso dejar pasar este pedacito de felicidad. Como una pequeña joya, diminuta y frágil, como la mujer que ahora suspira en mis brazos: no puedo perderla de vista, tampoco descuidarla. Y por supuesto, como me prometí la primera vez que acepté estar enamorado, construir un nuevo pilar que sostenga nuestro amor. Cada día debe sentirse amada, querida. Y aunque no tengo ni idea de como voy a hacerlo, no por ello voy a dejar de intentarlo

8 comentarios:

  1. Juntos construiremos nuestros pilares.
    ¿Sabes? Me gusta ese lado romántico. Ya podrías desvelar esos pensamientos en voz alta.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  2. Y ahora estoy muerta.

    ~Kyra~ (Con cariño :3)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¿qué? ¿Qué haces hablando aquí?

      - Ethan

      Eliminar
    2. Nada... eché una mirada al pasado, vi lo bonito que era y me he dicho: Cómo ha cambiado todo, ¿eh?

      ~Kyra~

      Eliminar
    3. ¡Pero si estas muerta! ¡No puedes hablar!
      Pero sí, las cosas cambiaron... ¿Ahora recuerdas?

      - Ethan

      Eliminar
    4. Claaaaro... mueeeerta.
      Sí, recuerdo todo. O casi todo, según se mire. ¿Qué tal los ánimos por allí? ¿Bien?

      ~Kyra la sarcástica~

      Eliminar
    5. Destrozados, maldita guarra. Ya te pillaré en el infierno.

      - Ethan

      Eliminar
    6. Sí. Lástima que sea cuando mueras... ya que no eres un demonio y no puedes llegar de otro modo *mwahahaha*

      ~Kyra~

      Eliminar