26 ago. 2011

El plan

Aquella última luz era lo que simbolizaba la misión fracasada de aquellos mercenarios. Todos maldijeron por lo bajo y se encararon con todo aquel que osara desafiarlos con la mirada un solo segundo.

La torre de magia temblaba por momentos ante la ira de los altos hechiceros. Sintieron como perdían una gran fuente de poder en manos de un grupo de aventureros. El dragón plata había sido despertado, y pronto sería una criatura libre para decidir su destino y también su venganza. El tiempo que había pasado en la torre, encerrado, no había sido lo mejor para su alma pura. Todos rogaban para que, en su sopor, no recordase nada del daño sufrido por parte de los magos.

Uno de ellos se atrevió a romper el silencio con sus palabras, arriesgandose a ser el blanco de todos los allí presentes

- Podemos capturarlo todavía que es una simple cría - exclamó con vehemencia
- ¡Desde luego! - respondió otro, cercano al primero - ¡Robemos una cría de dragón enardecida, de manos de aquel grupo! ¡Un demonio, nada menos! Y un mago del Sol Negro. Infernalistas y renegados, ¡tarea fácil! - expresó con gran ironía

Muchos le dieron la razón a estas últimas palabras, comprendiendo el riesgo de aquella misión suicida, en caso de que llegara a realizarse. En cambio, el mayor de todos ellos permanecía inclinado sobre el orbe que les había mostrado la masacre. No había pronunciado palabra, pero tampoco había perdido detalle.

- Aún queda algo de esperanza para... renovar, esa fuente de poder ahora perdida... - dijo con voz queda - Pero tendremos que ser rápidos... Los hermanos del dragón de plata no deben despertar, no antes de que los encontremos...

7 comentarios:

  1. ¿Un demonio? ¿Un mago del Sol Negro?
    ...¿¡Y qué pasa con la poderosa elfa guerrera!?
    Tanto trabajo para ser solo una simple infernalista... ¡menuda injusticia!

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  2. Ehm... ¿sabes lo que implica ser infernalista? Creo que te saltaste ese capítulo...
    · Iefel

    ResponderEliminar
  3. Seguro que nada importante, a ver, cuenta.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  4. Una persona que sigue a un demonio, y este le entrega sus favores... Algo así como un esclavo, ¿sabes? Bastante peliagudo...
    · Iefel

    ResponderEliminar
  5. Pero Ethan no es mi esclavo... bueno, favores sí que me hace, pero son mutuos... Me refiero a, ¡eh! ¿Qué te habías pensado?
    En fin, no quiero que me conozcan por con quien voy... sino por las cosas que hago.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  6. ¡Has robado un huevo de dragón de unos magos tiránicos, ¿te parece poco?!
    - Ethan

    ResponderEliminar
  7. Sí...me parece increíble... pero ¿ves? Ni siquiera me han nombrado como alguien poderosa.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar