9 ago. 2011

Ataduras

La noche fue movida. Aquel gruñido resultó provenir de un vampiro que nos atacó durante la noche. Quizá aprovechó que Ethan se fue… Pero cuando regresó nos libramos pronto de él. Sol tiene un brazo roto, Iefel lo cuida, y yo he pasado la noche besando a Ethan. Se sentía culpable por haberse ido, se equivoca al sentir eso.

Desperté desnuda tal y como quedé la noche pasada. Él se pasó la noche en vela contemplándome, me confesó, y me pareció tan dulce como aquella segunda vez que nuestros cuerpos se fundieron en uno en este día.

Pasamos la mañana besándonos y fue cuando comenzó a besar mi vientre aquel momento. Estaba pálido, pero no parecía tener miedo. Me dijo que había sentido algo dentro de mí, algo que tiene vida… y fue entonces cuando vi una pequeña luz y lo escuché palpitar. Ethan acariciaba mi vientre, y yo permanecí quieta. Luego me preguntó si debía sentirlo, yo me lo continúo cuestionando.

Estoy… encinta. De Ethan, el hombre que amo. Pero no es el momento de dar vida a una pequeña criatura. Lo peor es que él desea tenerlo, por nada del mundo quiere que me deshaga de él. Aunque no sabría cómo hacerlo, ¿está mal de la cabeza? ¿Cómo piensa tener un hijo ahora? Aún tenemos que encontrar a mi hermano, y la dichosa gema de la Torre, la que realmente me reclama como Destino. Y seguro que más hazañas me esperan, como encontrar a Hedrek o recuperar mi castillo.

Aún hay muchas peleas que ganar, y con este… problema, no podré seguir mi meta de ser una gran guerrera. Lo amo a él, y a todo lo que nazca de nosotros. Quiero casarme, y tener hijos… pero lo segundo no puede ser ahora…

Sé que a partir de ahora las cosas cambiarán, y mi decisión será quizá dolorosa dependiendo de lo que haga. Si accedo a tener a nuestro hijo, entonces no tendré libertad como antes, incluso Ethan estará más encima de mí. Y reconozco que me agobio pronto con ese tipo de cosas… Y si lo rechazo, quizá Ethan cambie de actitud e incluso deje de sentir lo mismo que siente ahora. Parece tan feliz con la idea de tener un hijo conmigo que no he sido capaz de renegarlo.

Puede que él lo vea como una luz, pero de momento yo lo veo todo negro.


[Diario XXXVIII]

4 comentarios:

  1. No será una atadura cuando nazca, si lo deseas. Puedo criarlo lejos de ti, para que no rompa tu vida...
    - Ethan

    ResponderEliminar
  2. El problema es el proceso, no el final. Si lo tengo lo criaré contigo.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  3. ¿Y no podemos esperarlo sin agobios?
    - Ethan

    ResponderEliminar
  4. No entiendes que en nuestras circunstancias será más probable perderlo que mantenerlo con vida.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar