20 ago. 2011

Hobsyllwin

Las leyendas cuentan de la terrible muerte de una de las criaturas míticas de nuestro mundo. Una criatura que entregó su preciada vida para salvar la de otras en un futuro, pero ni siquiera pudo pensar en la gloria de sus acciones.

En sus ojos brillaba el oro de sus escamas, y en su corazón latía la nobleza de su propia naturaleza. Tan grande como una montaña, y tan aterrorizador como la más cruel de las criaturas. Aunque él no podía entender el efecto que causaba en los meros mortales que lo mirábamos con temor y reverencia

Para su desgracia, nuestra ambición no conocía límites ni tampoco fronteras. Una expedición demasiado aventurera, descubrió un legendario cementerio de aquellas maravillosas criaturas. Y encontraron el incalculable valor de sus escamas, tanto como metal precioso y como una increíble armadura, impenetrable.

Al principio, fueron escaramuzas aisladas donde se aniquilaban a los dragones para obtener sus tesoros. Pero después comenzaron a hacerse populares, como retos entre los más aguerridos y valientes. Muchas lágrimas se derramaron, los niños se entristecían al ver morir a las criaturas de sus cuentos.

Los corazones de los asesinos eran malditos, se convertían en ajenos, en autómatas sedientos de sangre, de piel macilenta y andar pesado. Como muertos en vida, desprovistos de toda emoción y torturados en sus mentes. Pero aún así lo ignoraban, continuando con aquella destrucción imparable. Se conocieron como los cazadores de dragones, aunque más bien eran aniquiladores.

Y aquel dragón dorado, Towerall, decidió hacer frente a los cazadores cuando se congregaban para darle muerte. Sabía que entregaría su vida, pero con ella pactaría con los dioses el letargo de la progenie aún por nacer. Todos los huevos aún por abrir quedarían en un sueño, hasta que fueran despertados, evitando así una masacre interminable. Se desconocen cuantos permanecen escondidos, pero el más preciado para el Héroe Dorado, Hobsyllwin, permanecería dormido, esperando a un alma limpia para ser despertado.

1 comentario:

  1. ¿Un alma limpia?
    Hobsyllwin, creo que te has equivocado de elfa.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar