2 abr. 2011

Decisiones

El abismo que entre nosotros se ha creado es tan intenso que apenas puedo ver el brillo de sus ojos, ni el… sentimiento especial que antes manifestaban. Reconozco que es culpa mía, pues después de que él se fuera no he abierto la boca más que para comer.
Un sueño se apodera de mi mente aquella noche, y el recuerdo del beso y sus palabras se abren a mi memoria. No sé que me aterra más; si el hecho de que Sol hiciera eso de verdad, o el deseo que tal vez siento porque lo hubiera hecho. O lo haga. Admito que ese recuerdo es excitante e incluso he llegado a imaginar más.
No. Hedrek no merece este trato. No me importa ahora mismo lo que pueda pasarme a mí, y aunque sé perfectamente lo hiriente de mis palabras hacia él, es lo mejor. Si alguna vez me ha amado dejará de hacerlo, o tal vez deje de sentir algo especial por mí. Lo veo en su mirada, fugaz. Fría y dura conmigo, pero es exactamente como debe ser. Ninguno, es mi decisión. Para evitar más dolor en sus corazones aunque el mío muera de pena.
Lo siento, lo he hecho todo mal.

[Diario IV]

2 comentarios:

  1. Nadie dijo que fuera fácil vivir, menos aún con el corazón dividido... ¿Seguro que quieres renunciar a él, a tu corazón?

    ResponderEliminar
  2. Tal vez, si con ello no destrozo otros dos.

    ResponderEliminar