20 abr. 2011

Veladas efímeras

El barco no es mal lugar al fin y al cabo. Aunque aún lamento la separación con Hedrek y Alvin, tengo la esperanza de volver a verlos y pienso hacerlo como sea. El capitán ha comprendido mi historia y me ha confesado que frecuentemente suele llevar pasajeros con algún pasado turbio, siempre que tenga algo a lo que atenerse.

Darius incluso se ha ganado parte de mi confianza. Llevamos viajando un par de días y ha sido todo un caballero conmigo. Hacía tiempo que nadie me trataba de manera tan educada y reconozco que me halaga. Su manera de ser es fascinante, un elfo que ha vivido mucho y ahora ha decidido dedicar su vida a la mar. Es serio y cortés, pero tiene sentido del humor y yo siempre agradezco una risa. Y más que nada su sinceridad. Incluso me ha pedido que me quede, pero yo aún tengo un destino marcado. O tal vez, varios. Pero me encantaría quedarme aquí.

Entre las páginas de mi diario he decidido guardar el retrato que me hizo para que no se deteriore o extravíe. Es un retrato bastante fiel, casi como reflejarse en el agua. A pesar de la tormenta continuamos viajando, y el retraso que llevamos es leve. Pero ahora me pregunto:

¿Quiero realmente bajarme de aquí y continuar sola un viaje que tal vez no tenga rumbo?
¿O quiero quedarme e intentar empezar una nueva vida para olvidar la anterior?

Me siento egoísta, pues pensar en ello conlleva a olvidar a mis seres queridos, y sé que quiero volver a verlos a todos. Pero sé que si continúo conseguiré recuperar todo lo posible, y volveré a encontrarme con Darius.

Cuando llegue a mi destino esperaré siete días. Estoy segura de que ellos conseguirán escapar. De momento, quiero que mi mente se despeje con la brisa del mar y la suave voz de Darius en una velada agradable. Veladas efímeras e intensas.

[Diario IX]

1 comentario:

  1. Aunque nunca en el mismo sitio, quiero creer que habeis encontrado a un amigo. Yo, conversaciones y risas que rememorar en la soledad de la travesía

    - Cap. Darius Scyon

    ResponderEliminar