1 jul. 2015

(respuestas) En camino...

Iefel siempre ha sido un hombre frágil, pero si permanecéis juntos, nada malo os ocurrirá. El camino es duro a veces, necesito saber cómo estáis. Las misivas tardan mucho en llegar, y ruego encarecidamente que volváis en cuanto encontréis rastro de Zekkyou y vuelva a formar parte de la marcha que formáis los tres.
Ese viaje cada vez me trae peores noticias de vuestra parte, y dudo que merezca ya la pena semejante propósito por el cual hemos dejado de tener noticias. Tal vez el mundo no esté en riesgo, como tu tío predijo. Por favor, regresad pronto.
Con todo mi afecto.

Ethan.

---

No sabes cómo calma mi corazón saber que tu amigo vuelve a estar a tu lado y que Iefel se recupera. Entiendo que seguís avanzando, quizás mi misiva todavía no haya llegado a tus manos. Quizás vea el futuro, por eso creo que no regresarás a mi orden.
Pase lo que pase, procuráos de personas que os ayuden o al menos que trabajen para vosotros. Son tiempos difíciles para viajar, debí desoír a Iefel y enviaros con ayuda de mis hombres, tal y como planeaba en un principio. Si al menos no atendiste a mi ruego inicial, atiende a este y trabaja sobre seguro.

A veces el corazón se vuelve árido. Lo peor es cuando no lo percibes, o quizás lo ignoras. Tu alma es cándida, te recreas en la bondad y el buen hacer. No temas. Cuando el miedo pase, tu corazón volver a sentir igual que antes. Yo confío en ti.

Os extraño como si me faltara la misma vida.

Ethan

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada