5 jul. 2012

Un aventurero perdido

Conseguí volver a ver la luz. La maravillosa luz de estrellas entre el oscuro cielo nocturno. No quería volver a ver la oscuridad infinita nunca más. Piedra y túneles, piedra y túneles, hacia abajo, en las profundidades.

Mi expedición era únicamente para otear que era lo que se fraguaba en aquel lugar del demonio. Lo habíamos hecho otras veces. Investigar, observar, aprender. Ser con el entorno. Pero era como un lugar diferente, totalmente nuevo para nosotros. Recursos escasos, cada vez menos luz. Sonidos escalofriantes, mis compañeros tenían sueños que les hacían temblar.

Solo yo he conseguido regresar. Mis compañeros se perdieron en la oscuridad. Caminaban hacia un destino indefinido, como sonámbulos, como atentos a una voz inexistente. A veces nos despertaban los sonidos de alguien que caminaba entre nosotros, una sombra que huía al percibir que estábamos despiertos.

Mientras intentabamos regresar a la superficie, algunos cayeron bajo la espada. Otros, cayeron al vacío. Mientras escalaba, aún me parecía escuchar sus gritos.
Volveré allá abajo, mejor preparado, dispuesto a conocer que es lo que sucede. Y a encontrar lo que quede de mis compañeros

1 comentario:

  1. ...Hola futuro compañero de viaje, yo te necesito y tú me necesitarás.
    ¿Qué te parece unirnos?

    ~Kyra~

    ResponderEliminar