21 jul. 2012

Tu aliento en mi boca

Había decidido hacia donde dirigir mis pensamientos. Todo estaba claro en mi mente, tan solo quedaba... hablarlo. Y todo se ha trastocado, todo se desmorona y al mismo tiempo me hace volar.
Finalmente ocurrió lo que más deseaba y temía.

Aún siento mis labios cálidos después de nuestro último beso. Han habido muchos que he intentado rechazar, sólo el último fue realmente mío.

Tus explicaciones tan simples para ti, enrevesadas para nosotros. Siempre me vi como una mujer de sentimientos claros. Y ahora... traiciono al hombre que más amo por un nuevo sentimiento que me llena de felicidad cuando puedo hacer que aflore.
La culpa me invade, cala mis huesos y me hace desvanecer... o más bien nuestra maldición. Pensé que sería una oportunidad para hacerte ver que lo nuestro no podía ocurrir.
Estoy condenada a morir en tus brazos.

Pero no puedo evitarlo... adoro cuando dices mi nombre tras un "te quiero".

[Nuevo diario XXI]

1 comentario: