25 jul. 2012

Me faltan

Parece que ya se ha dormido. Después de tanto hablar, ya casi que parece que está cerca el amanecer. Y así no se cansaba de darle vueltas al asunto.
Ahora que tiene la oportunidad, que aproveche para relajarse, y pensar en otras cosas.
Ya tendrá tiempo de sobra para quebraderos de cabeza.

Y aunque no la envidio por el problema que tiene, que crece a pasos agigantados a cada momento, extraño la sensación de preocupación. De tener algo en la mente que te haga pensar antes de dormir.
Cuidar tus pasos para no errar en el camino.

¿Es cierto que crecen las emociones en mi interior?
Desaparece el vacío, y siento que el miedo llega con fuerza. ¿O tal vez mi recuerdo del miedo? Me siento confuso, y no me atrevo a contarle a nadie mis dudas. Tal vez sea que por fin me estoy volviendo loco.
El experimento de un mago que no estaba en sus cabales no podía acabar bien, y allá me dirijo. Sin prisa ni pausa, hacia un aciago final

1 comentario:

  1. Quisiera compensar todo lo que haces por mí. Ayudarte a ordenar tus pensamientos y a hallar la solución a tu problema.
    Aunque en ocasiones sí... me gustaría estar en tu lugar.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar