12 jul. 2011

Mortal e inmortal

Llegamos al mercado, y no tardamos en encontrar el pasadizo que daba hasta el castillo de Ethan. No era estrecho, así que pude recorrerlo con facilidad, pero al llegar a la salida nos costó algo de trabajo quitar la trampilla de salida. Sol llamó a un “amigo” para ayudar, y mantuve la calma a pesar de lo mucho que parecía un fantasma. Pronto Iefel me tranquilizó.

Nos separamos, Ethan por un lado y Sol, Iefel y yo por otro. Quedamos en el punto donde supuestamente estaba el otro pasadizo para salir afuera, lejos de la ciudad.
Algún que otro soldado cayó, parecían todos un poco flojos. Inútiles, más bien. Pronto llegamos a la biblioteca, y allí había un muchacho bastante asustado. Intenté tranquilizarle, hasta que Sol encontró la entrada al pasadizo. Se me escapó el nombre de Ethan delante del chico, en fin, de todas formas pronto sabrían que había vuelto. Él regresó con nosotros y se quedó hablando con el muchacho mientras nosotros nos introducíamos en el pasaje.

Y empezamos a avanzar… y a avanzar… Ethan volvió de nuevo, se fue otra vez a por un caballo, volvió con un guardia para robarle el caballo, el guardia se quedó allí, y de nuevo… avanzar, y avanzar… Me recordaba a cuando tenía que viajar por lugares sin nada interesante, era tan aburrido. Si hubiera algo de flora o fauna por lo menos podría entretenerme mirando o buscando algo menos deprimente. Entonces también podía hablar con mis compañeros, pero ver tantas veces lo mismo pesaba. En fin, creo que los saqué un poco de quicio a todos, y solo pregunté si faltaba mucho. Repetidas veces. Pero bueno, finalmente llegamos.

Era también una trampilla que se abría hacia arriba, por lo que Ethan me dijo que subiera. Y así lo hice. Cuando abrí, antes de poder sentir el frescor del exterior en mi rostro, más bien sentí como alguien intentaba golpearme la cabeza con el pie. Nada agradable, en serio, y mucho menos cuando te has librado por un golpe de suerte.
Me agaché para evitarlo y de un salto salí, cayendo a la nieve mientras rodaba. Había un hombre enorme, con una espada enorme, todo enorme. Pero bueno, me puse en posición y ataqué, proporcionándole algunos cortes y demás. Sin embargo, en un momento de despiste, cargó contra mí dándome un buen golpe en el costado, haciéndome ceder. Caí al suelo, no tardé en sentir como la sangre emanaba de mí.

Eso transcurrió en segundos, al instante Ethan asomó su inocente cabeza por la salida, y cuando vio la escena empezó a luchar con el tipo cuerpo a cuerpo. En fin, Ethan acabó dándose contra un árbol. Parecía aturdido.

-Mi héroe…-Murmuré.

Me levanté como pude y le asesté un golpe en la espalda que quedó en otro corte. Ethan abrió los ojos y como si nada sacó un puñal y se libró de aquel individuo.

Después me dejé llevar, y a pesar del dolor caminé y cabalgué en busca de refugio. Al llegar a una pequeña cabaña lo primero que busqué fue una cama en la que descansar. Ethan me vendó, y yo también a él, ya que tenía alguna costilla rota. Estuvimos hablando, presté toda la atención que pude, aunque el dolor era mayor. Pero no quería que Ethan se preocupara más de lo que estaba. Sabía también que se sentía culpable, pero nunca se sabe lo que depara el destino, no podemos prever sus intenciones.

Lo último que recuerdo de esos tres días pasados, es que el dolor era agudo, hacía frío, aunque mi cuerpo estaba caliente. De vez en cuando alguien venía o se iba, o Ethan me cambiaba el vendaje untándome algo en la herida. Del dolor no tuve más remedio que morder algo, aunque algún grito ahogado se me escapaba. Las pesadillas inundaban mis pensamientos, sin embargo ahora mismo no recuerdo ninguna. Y cuando quise darme cuenta, me desperté algo mejor.

Mantuve una charla con Sol, que me recomendó confesarle a Iefel que Ethan es un demonio. Así que decidí hacerlo más adelante.
Cuando finalmente me recuperé del todo, me reuní con Iefel y Sol, tras explicarle a Ethan que iba a explicarle la verdad a mi hermano. Él ha progresado mucho con su magia, y parece bastante orgulloso de sí mismo. Me gusta verle así. Sol nos dejó a solas.

Después de darle rodeos al asunto, convenciéndole de lo buena persona que es Ethan, de lo que se preocupa por mí y más cosas a su favor, finalmente le solté:

-Ethan es… un demonio.- Mientras agachaba la cabeza con los ojos apretados, esperando tal vez alguna bofetada o grito por su parte.

Sin embargo se quedó tranquilo, en un estado neutro. Mala señal, muy mala señal.
Regresamos en silencio y empecé a preparar el almuerzo. Él salió de nuevo al exterior, y por fin vi su reacción violenta, gritando y lanzando bolas de fuego por doquier. La estaba fastidiando, pero tenía que decírselo, y no pienso renunciar a Ethan.

Después de almorzar pedí ayuda a Sol, para que hablara con Iefel. Me da bastante vergüenza tener que hacer que él se encargue siempre de sacarme de alguna forma u otra de este tipo de situaciones. Ethan y yo salimos a dar un paseo, y escuché como discutían con frases como: “Es tu hermana, es lo que ella ha elegido”, y veía como mi hermano negaba con la cabeza.

Mientras tanto, Ethan y yo pasamos la tarde patinando sobre un lago y jugando a tonterías. Fue muy divertido, y ambos lo pasamos realmente bien. ¿Quizá Ethan se ha dado cuenta ahora de que soy mortal? Curioso. Espero que no se vuelva un demonio sobreprotector.

Al volver y cenar, las cosas seguían en tensión. En definitiva, he decidido aislarme un poco de todos para reflexionar si he hecho bien o mal contando la verdad a Iefel, porque todo el mundo desea saber la verdad, por muy dolorosa que sea. Ahora toca esperar.

[Diario XXVIII]

23 comentarios:

  1. Sentirás la sobreprotección de un demonio, ¡será el mejor guardaespaldas que hayas tenido jamás!
    - Ethan

    ResponderEliminar
  2. Está bien que me protejas (un poquito), ¡pero no me agobies! Si no me valgo por mí misma nunca seré una guerrera en condiciones.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  3. Entonces, ¡te enviaré canes infernales para que practiques!
    - Ethan

    ResponderEliminar
  4. Uhm... no suena mal, si los venzo, ¡venceré a cualquiera que se me cruce!

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  5. ¿Incluyendome a mí? Soy tu peor enemigo, no lo olvides nunca
    - Ethan

    ResponderEliminar
  6. Es cierto, eres el que más daño podría hacerme.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  7. No tienes por qué darte cuenta de que lo haces. Y no, no me has hecho daño, por si ahora te da por pensar demasiado.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  8. Estas son noches para reflexionar, ¿no te parece? Son demasiadas cosas las que ocurren, y tengo que dejar de actuar tan a la ligera
    - Ethan

    ResponderEliminar
  9. Vaya, ¿resulta que el pequeño demonio ha decidido madurar?

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  10. Algún día tenía que pasar
    - Ethan

    ResponderEliminar
  11. Si es por mí no te preocupes, mientras no cambies tu personalidad haz lo que quieras, ¡pero no quiero que te vuelvas un estirado!

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  12. Soy arrogante, egoísta, ególatra, pedante, maleducado, con mal carácter... ¿Qué más da otro defecto?
    - Ethan

    ResponderEliminar
  13. Pero al menos me divierto contigo. En fin, me gustas así, te explicaría por qué, pero es que no tengo ni idea.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  14. Mejor así, no vaya a ser que me dejes
    - Ethan

    ResponderEliminar
  15. Puestos a sacar imperfecciones hablemos de mí. La idea de madurar no es mala, ¡pero sigue mis condiciones!

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  16. Eres demasiado exigente, ¡déjate asombrar!
    - Ethan

    ResponderEliminar
  17. ¿Exigente? ¡Pero si estoy contigo!
    Realmente sí, pido demasiado estando contigo.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  18. Ya está, cinco minutos sin amistades
    - Ethan

    ResponderEliminar
  19. ¡Mentira! ¡Sol o Iefel siguen siendo mis amistades!

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  20. Pues ahora no, ¡te lo prohíbo por decir esa tontería! No pides demasiado con nada, soy yo el que quiere estar contigo, ¿lo entenderás algún día?
    - Ethan

    ResponderEliminar
  21. De acuerdo, entonces... ¿los dos estamos locos y queremos estar el uno con el otro?

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  22. Me parece un buen acuerdo, y no vale cambiar de opinión
    - Ethan

    ResponderEliminar