20 jul. 2011

Despedida

Las palabras de Kyra habían herido más que ninguna otra. Solo pude encogerme sobre mi mismo, y llorar como si fuera un niño ante un miedo imposible de superar. Me sentía más solo que nunca en mi vida, incluso todavía más que cuando estaba en el Muro y mi pasado era un pergamino totalmente en blanco

Tenía una decisión tomada. No podía ser aceptado por nadie, no podía ser aceptado ni siquiera por mi propia hermana. ¿Cómo sería entonces para un recién desconocido? ¿Su mueca de repugnancia sería su única reacción, o acaso llegaría a la violencia?
Ojalá pudiera sentir otra cosa, ojalá pudiera elegir hacia quien dirigir mis propios sentimientos. Pero el corazón no sabe de razones, y si a todos hace daño mis emociones, mejor será dejar este mundo.

Solo sentí la oscuridad, y un profundo vacío al no querer dejar sola a Kyra

Luego escuché su voz, y un fuerte golpe en el pecho. Como si despertara de una pesadilla, quise llorar, pero una fuerte presión en mi pecho, como una mano aprisionando mi corazón, me lo impedía. Aquello era una tortura. Caí dormido de nuevo, y al despertar, me esperaba ella con una ira contenida en sus labios. No la culpaba, esperaba más golpes, de hecho

Las lágrimas terminaron de bañar las explicaciones y las disculpas, ya no hacía falta nada más.
Pero la segunda prueba fue el descubrimiento de Sol de las marcas de mi cuello. Me preguntó con una mirada sombría como había ocurrido aquello.

Evasivas fueron mis respuestas, y huidiza mi mirada. Solo sé que encontró una verdad terrible de la que no quiso preguntar. Sentí su miedo cuando me abofeteó, y su tranquilidad cuando me abrazó... Pero me pregunto... ¿miedo a perderme?

2 comentarios:

  1. Sea amor o no, espero que hayas comprendido que le importas, al igual que me importas a mí. Nunca vuelvas a rendirte, puede que la próxima vez no esté ahí para dar a entender tu error.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
  2. No volveré a decepcionarte así
    · Iefel

    ResponderEliminar