28 mar. 2011

En la noche

Merezco tu odio
Merezco tu desprecio
Pero nadie podrá quitarme lo que en lo oscuro pude robarte. Tu presencia me acompaña, allá a donde me lleven los pies, el reproche de no saberte despedida. Te añoro, aquellas miradas escrutadoras que encierra mi conocimiento. Pero es realmente en tus ojos donde reside la magia. Ódiame, pero no quieras reprocharme el querer vivir

Quien pudiera sumergirse en ella


Sí te despediste, querida mía, aquel beso de tus labios dormidos lo hizo por ti




1 comentario:

  1. (Irene:...Fuuuu!!!!!!!! xDDDDD)

    Sí, mereces mi odio, tan solo la mejor de las explicaciones podrá calmarlo. Cuidado con lo que robas u obtendrás resultados inesperados.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar