17 mar. 2011

Búsqueda

Es cierto, no sabía lo que iba a pasar. Tampoco sé si estos tiempos de ahora son mejores o peores que los ya pasado y mi mente no consigue recordar. Pero de igual modo, ahora tenía algo parecido a una familia, con Alexia por una parte que aunque sea aún una niña, es bastante madura. A Otto, que bueno, nos hace reir en muchas ocasiones y también un buen chico. Evelyn, a la que le debo mucho debido a mis meteduras de pata prolongadas, y a la que también he cogido cariño. Y Cipotito, ese gato al que bauticé con toda mi buena fé y que aún está junto a nosotros.

Y cuando descubrá lo que me sucedió, que el destino decida por su propia mano lo que ha de hacer conmigo.

2 comentarios:

  1. Los momentos en los que reflexionas y agradeces estar vivo

    ResponderEliminar
  2. Nuestra familia es pequeña, pero fuerte. Decida lo que decida el destino estaremos contigo

    ResponderEliminar