15 mar. 2011

Desaparecer.

Mi cabeza es una bomba de relojería.
¿Dónde están mis padres?
¿Quiénes eran mis padres?
¿Quién soy yo?
¿Qué sucedió?
¿Tengo yo algo que ver?
¿Qué está sucediendo ahora?
¿Por qué allá a donde voy solo hay muerte?
¿Cuándo acabará todo esto?

Ahora solo quiero gritar. Cerrar los ojos muy fuerte, abrirlos y ver que he vuelto a la normalidad...con mis padres, Jack, Otto, Theo...
Sin embargo los cierro y al volver a abrirlos sigo en esta pesadilla. Lo único que me da fuerzas es saber que Jack y Otto siguen a mi lado...por ahora...Ahora nada es para siempre.



3 comentarios:

  1. Aguanta, ya sabes que estamos contigo. Yo el loco de las armas y Otto, el loco a secas.

    -Jack-

    ResponderEliminar
  2. Creo que todos nos estamos volviendo locos en cierto modo.


    Álex~

    ResponderEliminar
  3. Difícilmente las cosas volverán a ser como antes, pero se puede resurgir de entre las cenizas

    ResponderEliminar