1 sept. 2015

Lobos

Aquí estoy, en territorio enemigo. Por unas cosas o por otras, este hombre se ha convertido en un ser molesto. Si fuera así de simple... no estaría en este lugar. Pero su orgullo le ha llevado a preparar sus tropas para enviarlas hacia mi hogar, y ahora he sido enviada para impedirlo.
Yo me ofrecí, he sido preparada para ello... pero tengo miedo.

Dudo que antaño Noruber se sintiera igual que yo, pero no puedo evitar sentirme identificada con él. Aquí, rodeada de lobos en su propia cueva. Intentando dialogar con su alfa que no deja de ser otro lobo: díficil de razonar con él, fiero y capaz de morder cuando menos lo espere. Por suerte siempre he sido muy afín con los animales.
Me guardaré este cinismo para mis adentros, pues debo evitar ser yo misma. Que sus palabras no me afecten, sus posibles ataques. Debo ser mejor que él. ¡Soy mejor que él! Al menos con una mayor moral.

Toda información hallada será una muy buena aliada. Permaneceré alerta en todo momento. No sé si querrán matarme, pero prefiero ponerme en lo peor y cuidar mis espaldas.
La paz será un objetivo complicado, pero siempre ha sido por lo que he luchado. Por eso no debo rendirme, flaquear. Mucho menos fallar.

Por mi hermano. Por mi familia. Por todas las posibles víctimas.
Por la paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada