9 sept. 2015

Huyendo de mí

Cuando te sientes libre llevando una máscara, empiezas a comprender que algo no marchaba bien antes de colocarla sobre tu rostro. Cada vez que siento que alguien me observa durante demasiado tiempo cuando me creen otra persona o simplemente buscan compartir una palabra, tiemblo de forma violenta.

La sensación de que me persiguen, de que seré capturado en cualquier momento tardará en desaparecer. A pesar de que me repita muchas veces que ya nadie me busca, nadie puede saber quién soy en realidad. Dudo que a alguien a mi alrededor, entre gente llana y con otras preocupaciones mucho más reales, le importe siquiera. Solo espero, pienso mientras observo el castillo de Thross desde mi posición, que nadie me busque allí. En su empeño de encontrarme, aquellos que se han hecho con todo lo que me pertenecía no actuarán con amabilidad.

Ser olvidado, por completo. Incluso olvidar lo que soy, todo mi pasado, y empezar desde cero de una forma real. Un sueño demasiado ambicioso y quizás por ello inalcanzable.

1 comentario:

  1. ¿Quién sabe si hubiéramos podido huir juntos desde un principio, antes de que todo se desmoronase?

    -Therin

    ResponderEliminar