2 abr. 2012

En frío

Son movimientos que en ocasiones haces sin pensar. Ni siquiera sabes si lo has hecho por tu familia o por ti. O si, ni siquiera, por ninguna de esas dos cosas. Experimentar, tal vez.
Las cosas se piensan mejor una vez analizado cada punto, cada detalle. En frío. Me vence la empatía, la culpabilidad y mi propia forma de pensar.
¿Yo? ¿Arrebatar la vida a alguien a sangre fría? Mi maestro debe retorcerse en su propia tumba, él jamás me enseñó a ser cobarde y mucho menos, a ser una asesina.

Ambición. Me ciega, me corrompe, oscurece mi corazón y mi alma. ¿Saciaré mi deseo? Y cuando lo haga... ¿será suficiente?

Llega el arrepentimiento, el pensar que quizá es un error. Matar a alguien por limpiar mi nombre. Un hombre que no era trigo limpio, pero... que no merecía una muerte así, con su propio desconocimiento ante la mano asesina.
Hubiera preferido esperar a que despertara y, con el honor que siempre me ha enorgullecido batirnos en una batalla limpia. Honor... quedó como una palabra absurda. Si lo tuve lo perdí.

Solo una traidora cobarde, sin escrúpulos. Mi más oscuro secreto que tan solo una persona conoce. Una persona que ignora todo lo que me rodea ahora. Y que ojalá se quede a la sombra de la realidad.

[Nuevo diario XI]

1 comentario:

  1. Tropiezos en el camino, ¿esta todavia a tiempo de volver atras?

    ResponderEliminar