24 ene. 2016

Una esfera

Es increíble pensar que toda una vida pueda contenerse en el interior de una pequeña esfera luminosa. Dice que esos son mis recuerdos, por lo tanto mi vida entera está dentro de ella. ¿Qué son los recuerdos, sino todo lo que somos nosotros?
Ahora... ¿Quién soy? Me siento desconocida, torpe, ignorante. En parte eso me molesta, como si no debiera ser así.

Tengo familia, personas que me quieren pero que yo no quiero. ¿Y si no les puedo recordar? Quiero creer que el amor, los sentimientos... no los guarda la mente, sino que los mantiene el corazón, aunque estén dormidos.
Si no consigo recordar por lo menos espero volver a amar. Me pregunto cómo serán, si de verdad serán buenos conmigo. Es lo único que tengo ahora, a pesar de que solo son palabras que afirman el hecho. No puedo dejarles escapar.

¿Y la esfera?
No dejo de darle vueltas...
Ese hombre, Sol, podría no ser realmente un amigo, ¿no? Podría... podría ser que quisiera mis recuerdos, si de verdad lo son, por algún motivo.
Y yo, en mi estupidez, ¡se los he dado! Espero no haberme equivocado.

No quiero que jueguen conmigo, sin embargo ahora lo máximo que siento ser es una muñeca capaz de caer en manos de cualquiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada