12 mar. 2012

Atur

Desde hace un tiempo todo era tranquilidad. Por fin podia respirar sin estremecerme a cada instante por quien pudiera descubrir, levantar la capa que hiciera volar por los aires toda mi vida. Cada paso, cada conversacion, cada mirada, cada persona. Todo es esencial.

Y ahora llega ella. Con ese aire casual, que es eclipsado por el miedo que le produce dar un paso en falso. Una espadachina experta, segun dice, pero de seguro muy lejos de la noble casa de la que asegura pertenecer. ¿Presentarse en sociedad? Ni el Primarca creeria semejante mentira. Su intereses por los presentes con los que compartimos mesa y una sonrisa efimera es confuso, aunque en cualquier momento debe de demostrar su verdadera intencion.

Su compañero mago, en cambio, muestra tambien intereses que mas bien le convendria olvidar. El propio causante de su posible... desgracia, bien puede haberselo advertido numerosas veces, pero quizas quiera ignorar sus advertencias.

Cada cual a su propio riesgo.
Y en cuanto a ti, Lady Kyra, preparate para que cada uno de tus secretos sea descubierto. No veran la luz, pero no escaparan de mi insaciable curiosidad

1 comentario:

  1. Atur, deberíais meter las narices en otros asuntos que seguro que están más podridos que mis propias intenciones.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar