18 mar. 2012

Abandonando Caspia

Una agradable duermevela hace que mis parpados caigan pesados, y el paisaje que recorremos en el trayecto se difumina poco a poco en la memoria. Siempre me ha resultado candido el traqueteo que produce el ferrocarril, acompañado de las conversaciones tranquilas.
Abandonamos Caspia para llegar a nuestro primer destino, Fharin.

Padre y Thale, nuestro socio mas allegado, aun debaten sobre los multiples negocios, las posibles estrategias a seguir, y se preguntan que encontraremos cuando crucemos la frontera. Tambien yo me hago las mismas preguntas, pero prefiero guardarlas a la espera de entrar en ese mundo tan desconocido, nuestro principal rival y mas fuerte enemigo, Khador.

De alli se cuentan que hay golems, seres mecanikos que pueblan sus ciudades, con una avanzada tecnologia que supera con creces a la de Cygnar. Eso fascina y llena de terror a algunos, aunque pocos son los que quieren pensar en ello.

El compartimento esta ocupado por una mujer que nos acompaña en el viaje, e intenta, disimuladamente, captar la esencia de la conversacion. Sus ojos no prestan mucha atencion a la lectura del libro que sostiene en sus manos. Y tambien oculta, con mucho mas cuidado, sus rasgos iosanos. Es la primera vez que tengo a mi lado a un miembro de la raza que habita en las tierras de la bruma, la bruma del misterio y lo oculto, y apenas se como entablar conversacion con ella.

Dicen que son una raza en decadencia, y en esa caida, acabar con todo lo que ha provocado su desgracia, sea lo que sea. Las leyendas son abundantes, y a ninguna puedo darle demasiado credito. Si es cierto que estan tan aislados del resto del mundo, ¿que hacia una iosana en tierra de Caspia? ¿Acaso busca informacion sobre posibles destino? ¿Vaga sin rumbo?

En una rapida mirada y una leve sonrisa me ruega silencio. No sere yo quien incumpla su deseo.

1 comentario:

  1. Un largo viaje te espera, pero nunca olvides el calor de tu hogar.

    -Lluna Kraft-

    ResponderEliminar