16 may. 2013

Sentirse caer. Quería volar durante un tiempo, olvidarme de todo lo que estaba por ocurrir. La guerra me asustaba, a pesar de que quería parecer decidido. Kyra necesitaba algo en qué creer, algo que recordar. Quería aprender cómo era la vida como Jinete de Dragón.

Y por fin lo estábamos consiguiendo. Aunque las cosas comenzasen a torcerse. La pérdida del Maestro, las ideas de Kyra. Las extrañaba, mucho. Aunque no fueran como las recordaba. Pero lo estaba intentando con todas sus fuerzas, podía verlo.

Una sombra se cruzó ante mí mientras volaba. Una sombra, maldita sea. Era una figura, que también volaba. ¿Otro Jinete sobre su dragón? Me detuve, observando como poco a poco discernía más, o quizás el mismo a más velocidad. Intenté dominar la situación girando y buscando una posición desde la que pudiera luchar. Pero entonces sentí un dolor en el pecho, en el corazón.
Sentir como si un hilo se tensase y se rompiese en un fuerte chasquido.

De pronto ¿caía? Sentía frío, era extraño sentir frío. Y vértigo. Atravesaba las nubes a gran velocidad.

El resto fue silencio

1 comentario:

  1. Ojalá mis ideas no fueran tan perjudiciales. Cuando más frío sentí fue cuando creí perderte para siempre.
    Pero aún queda la esperanza de recuperarnos mutuamente.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar