26 nov. 2012

Fantasmas del pasado

Demasiadas veces en un mismo día. Todo se mezcla; el dolor insoportable de cabeza, la tensión ante la posibilidad de perder el trabajo, el encuentro de mi hermano y su actitud y ahora... Evan.

Ahí está, esperándome en la escalera en frente de mi propia casa. No quiero que vea a mi hermano, ni que ninguno me relacione con el otro.

-¿Qué quieres?-Pregunto secamente.

-Ya te lo dije, pedirte disculpas.-Añade sin más.

"¿Disculpas? Oh, Evan, no tienes ni idea del daño que me has hecho en todos los sentidos. Sin duda nos sabes nada de las consecuencias de esa época ni por qué desaparecí de tu vida y me mantuve alejada de todos durante tantos meses."

-No me interesan y no las acepto.

-He cambiado.-"¿Y?" Me pregunto. El dolor ya está hecho, imbécil.

-Sí... claro.

-Es cierto..

-Ya no soy la misma, no vas a mangonearme, Evan.

-Si tú has cambiado... ¿por qué yo no?- "Porque aunque lo hayas hecho no me importa lo más mínimo. Aún así, como siempre, solo hablas de ti mismo."

-Además me salvaste.

-No fue por ti.-"Fue sin querer"

-¿Te arrepientes?-Pregunta, incrédulo.

-Sí.-Miento. Por muy poco que me importe no puedo arrepentirme de salvar a alguien, pero intento hacerme la dura.

-No hace falta que te hagas la dura conmigo.-"Mierda, ¿por qué adivina mis pensamientos?"

-Ya te he dicho que he cambiado.-Vuelvo a mentir y esta vez mi voz tiembla al mismo tiempo que mis manos, pero él parece no darse cuenta. No puedo evitarlo... este hombre continúa causándome terror, despertando todas mis inseguridades y volviéndolas en mi contra. Aunque están presente cada día, ahora son más intensas. "Por favor, que se vaya ya..."
-Vete.-Consigo decir casi en tono de súplica.

Finalmente se va, y de nuevo mis hombros se destensan levemente. Los fantasmas del pasado nunca me abandonan, y tengo demasiado miedo de que mis más profundos secretos salgan a la luz.
Por eso nadie me conoce. Por eso nadie me conocerá.
Nunca.

2 comentarios:

  1. Entonces aparecerá alguien que intente a toda costa quitarte la máscara y conocerte. Casi siempre pasa, pero... ¿lo conseguirá?

    ResponderEliminar