1 nov. 2012

Misterio

Hace muchos años que no viajo. Bueno, aunque en realidad se podría decir que nunca lo he hecho.
Me da mucha curiosidad ver como viven los humanos en diferentes lugares, como puede llegar a influir el tiempo o la cultura en ellos. Pero no, esto no será un viaje por placer.
Mi hermano tiene que cubrir una noticia de la cual no debe descubrir nada, y de eso me encargaré yo. Al mismo tiempo que a descubrir quién comete todos esos asesinatos.
Cada vez tengo más pistas, pero nada nuevo de lo que pueden saber los cargos más importantes de Uppsala.
He conocido a la Príncipe de los vampiros, parece demasiado buena, eso puede ser una desventaja para ella, pero a mí me ha parecido bastante agradable.

Ahora me siento frustrada. No puedo llegar a invocar a los espíritus que se lamentan en cada rincón de esa catedral tan... extravagante. Me pregunto si mañana podré entrar en ella, y hasta dónde podré llegar en este asunto.
Tampoco comprendo del todo bien las intenciones de Falk. Desde luego no entraré sola a ese lugar sin que él esté al menos alerta en el exterior. Sin embargo... no comprendo del todo cómo es posible que algo como eso cambie de la mañana a la tarde.
Pero en fin... si es cierto que ya se le ha pasado, será menos incómodo para él.

Ahora debemos centrarnos en encontrar la verdad, o en al menos... una pequeña brizna de ella desde la cual podamos sostener una posible realidad.

1 comentario: