15 ago. 2012

Tierra exótica

Por fin he logrado hacerme con un poco de pergamino, para variar. Sin mi diario muchos de mis pensamientos se quedan reprimidos, y en este pedazo de mí quiero compartir mis experiencias vividas en estos últimos días.

Sólo quería defender al Emperador, para conseguir algo de su favor. Nunca imaginé que por un paseo al bosque me vería de pronto en pleno desierto. Bueno... más bien en sus ciudades, las cuales reconozco que son fascinantes y hermosas.
Incluso aquí los esclavos tienen buena vida, más aún que un ciudadano cualquiera de mi país.

He sido comprada por alguien de mi propia raza, como un favor, y presentada al Sha de los Shas para obtener un trato mejor.
Traicionaré al Emperador, al menos por intentar un futuro mejor para mi pueblo. Espero que no sea una trampa y que el Sha de verdad consiga mejorar la situación actual, sin necesidad de entrar en guerra.

Y no sé por qué, he conseguido su favor, quizá demasiado.
Aunque tiene su encanto, y aún me cuesta resistirme a ellos, pues... echo demasiado de menos a Ethan, en varios sentidos. E incluso ha tenido detalles románticos conmigo.
Pero no quiero dejarme llevar por las palabras y las caricias, no otra vez.

De momento... pretendo disfrutar de mi estancia en este exótico lugar, y ordenar pensamientos que afloran en mí desde aquella charla con mi nuevo amo.

1 comentario:

  1. Nuevas oportunidades en una nueva tierra, no las dejes escapar

    ResponderEliminar