28 jun. 2012

Sueño vívido

No me esperaba despertarme en un lugar así. Ni siquiera sé cómo había llegado y apenas fui consciente de que habría la cerradura de mi propia celda. Quería escapar, pero algo me decía en mi interior que debía ver mejor en toda esa oscuridad.

En la celda contigua, un matojo de lo que en su día fue una brillante melena plateada escondía el resto de un rostro desgraciadamente conocido, negro como el azabache con punzadas del rojo de su sangre. Abrí de nuevo otra cerradura para encontrarme con él.
Apenas se movía, por mucho que intenté llamarlo. Tenía que sacarlo de allí o...

Escuché una voz detrás de mí, y al señalar con mi llama de luz descubrí a otro elfo oscuro. Este mucho menos amigable. Quería mi muerte, decía que sabía demasiado... ¿sabía demasiado con respecto a qué?
Le amenacé con no sólo sobrevivir, sino también con vencerle. Pronto me vi envuelta en una lucha contra dos esqueletos que él mismo había invocado. ¿Por qué siempre hay algún mago que desea librarse de mí?No tardé en ganar, con algunos rasguños. Sin embargo invocó otro ente, una especie de gárgola que provocó que me dejara inconsciente y, al intante, me despertara de nuevo de esa pesadilla.

Un sueño muy vívido, ya que mis heridas he tenido que sanar.
Cada vez que manipulan mis sueños es para darme una mala noticia. Y ahora... tengo que llegar hacia él para liberarlo de su frío Destino. Espero no llegar demasiado tarde, aún quedan demasiadas conversaciones pendientes que jamás darán lugar.

2 comentarios:

  1. Si es que no paras de meterte en problemas

    ResponderEliminar
  2. En este me han metido a la fuerza, querida desconocida.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar