10 nov. 2016

Mi plan estaba siendo todo un éxito. Con la ayuda de Sol, más como consejero en determinados momentos y sobre todo, como participante de este, la ciudad estaba atemorizada.
Los círculos de invocación escritos con sangre en las paredes.
La visión de esa criatura de pesadilla.
Las ratas.
Las enfermedades, la ceguera.
El miedo.
Las pesadillas del nuevo gobernante que no le dejaban dormir.

Todo estaba escrito para que la ciudad completa se sumiera en el pánico. Los Thross nos hemos marchado, pero la maldición que les precede sigue en la ciudad. Eso les hará dudar, les hará ver que realmente las cosas no son como las decían.
¿O tal vez sí?

Ahora lo dudo, tras mis actos creo que realmente algunos de nosotros atraíamos a esos seres. Quizá esté en nuestra naturaleza o quizá sea mala suerte. Lo que es seguro es que todo lo que ha pasado ahora en la ciudad lo he planeado yo misma, Nunca me imaginé tan retorcida, tan fría, tan capaz de hacer que la gente sienta miedo, de manipularla con hábiles ardides.
Y lo cierto es que... no me desagrada.

Además, con este nuevo huésped dentro de mí lo veo mucho más claro.
Así es, no cabe duda... puedo hacer todo lo que me proponga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada