27 jun. 2015

Oscuro

Aún persiste ese mal sabor en mi boca.
Sin darme cuenta, a veces me descubro acariciando mi cuello donde esa extraña criatura me mordió y dejó su marca. Ahora no queda nada, pero... ¿por qué lo hizo?
No puedo evitar tener un mal presentimiento, un miedo dentro de mí. Algunas ideas macabras se cruzan por mi mente, sobre lo que podría pasar. Pero las anulo.

Ese ser... oscuro como la noche con ojos claros como el día. Suena poético incluso decirlo así, pero en realidad daba terror con solo imaginar su existencia. Y yo lo encontré, no solo en mis sueños, sino en aquel bosque.
Dijo que provenía de la prisión que crearon los primeros. No sé lo que significa, temo que sea cierto que no hay ser en este mundo que pueda acabar con él.

Porque se fue, después de agradecerme el obsequio que más bien pretendía ser un ataque. Después de alimentarle, hacerle más fuerte... se fue de ese bosque.
¿A dónde? ¿Volveré a verlo? ¿Sembrará el caos y la oscuridad allá donde vaya?

Temo que así sea.
Y ese temor apenas me deja dormir por las noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario