20 mar. 2014

La puerta se cerró detrás de él, con firmeza, pero sin estruendo. Y aunque lo hubiera, apenas se habría percatado. Casi podían sentir el temblor de los latidos del corazón del otro.
Veloz, fuerte.

Ella se cubrió, atemorizada por las palabras que estaban por llegar a sus labios. Con esfuerzo, fue capaz de acallarlas por el momento. Se sentía cobarde, pero era un refugio en el que podía sentirse bien en aquel instante. La cama se hundió por el peso de su compañero de vida, que se sentaba a su vera. No podía ver sus manos hasta que tomaron una de las suyas, despacio.

- Dicen que caíste después que yo... Menudos dos, ¿no?

Ella se rió, silenciosamente, volviendo a mirarle por unos segundos. Después, busca incorporarse lentamente. Se atreve a acercarse a él, a buscar su rostro. Entonces, es él quien huye.

- Quiero otros muchos momentos más... Así, contigo... Como sea. - responde ella, sonriendo todavía, mientras deja un tierno beso en su mejilla.

Y con un solo suspiro y suave sonrisa se conforma como respuesta.
Estaban allí, juntos, en un silencio que los abrigaba. Siempre habían sabido disfrutar de ellos. No en vano largos años habían tenido imposición del mismo, separados por un cristal, una celda de la que ella no podía escapar.

- Estaré contigo hasta el fin de mis días, mientras me dejes hacerlo. Pero he de saber si seguirías a mi lado, pase lo que pase.
- Sol...
- Espera. No he acabado. Aunque sea difícil de creer, tengo mucho más que ofrecer. Si fallo en esto, puedo lograrlo, puedo mantenerte a mi lado.

Ella se descubrió de la ropa de cama. Se arrodilló en ella y lo abraza con fuerza. Él, lejos de estar en su neutralidad habitual, la atrae hacia su cuerpo y la hace tumbarse, mientras la sostiene en sus brazos.
Ambos se esconden, se refugian, se buscan, el uno en el otro.

Y se mantuvieron ahí, largo tiempo, hasta hacer desaparecer todos sus miedos.

4 comentarios:

  1. Vais a ser papis :D
    Tranquilos, yo me encargo de su educación...

    ~Kyra~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eh... Déjanos reflexionarlo, querida...
      Aeryn

      Eliminar
    2. ...
      Vale, gracias.
      Ojalá os salga tonto, temerario e impulsivo como yo.
      *Reza a los Dioses para que se haga real*

      ~Kyra~

      Eliminar