1 mar. 2014

Completa

Busqué una nueva aventura.
Así es mi vida, siempre viajando para buscar un objetivo que me llene, que me haga sentir bien, viva. Recordé que había un lugar sometido por una tiranía injusta y... podría buscar una solución.
Ha sido un largo viaje, apenas he tenido tiempo de escribir. Pero ahora necesito hacerlo, para aliviar un poco el corazón.

Llegamos al fin y bajamos, Zekkyou y yo. Esta vez por un camino más sencillo que bajando a simple escalada, lo cual es tan peligroso que desconozco cómo pude soportarlo aquella vez.
Cuando dejamos atrás algunas de las ciudades en las cuales dejamos falsas promesas, llegamos a la ciudad donde habitaba el Emperador.
Escuché rumores sobre él y su forma de llegar al poder. De manera violenta y sacrificando algo muy importante para él. Al amor de su vida.
Y casualmente... yo me parecía a ella.
Hubiera sido un buen plan hacerme pasar por Brisaine, y aunque decidí no hacerlo finalmente, no tuve más remedio que hacerlo para sobrevivir.

Un jardín prohibido que pertenecía a Brisa.
Un deseo por conceder en ese lugar...

Los rumores se extendían y a mí me maravillaban. Podría pedir cualquier cosa, aunque todo conlleva un precio.
Junto a dos muchachos y Zekkyou, entramos al jardín.
Cuando nos separamos para buscar el misterio... me encontré con el Emperador. ¿Qué iba a hacer? Me hice pasar por ella.
Y gracias a ello encontré mi objetivo.

El problema es... que ese ente tenía vida propia y me hizo recordar ciertos sentimientos olvidados, pero afortunadamente eran muy leves.
Por lo cual... no sabía qué desear.
Una pequeña parte de mí quería desesperadamente regresar con mi familia...
Pero esa gran parte de mí que siempre ha estado exigiendo más y más, ambicionaba poder.

¡Era mi gran oportunidad!
¡No podía despreciarla!

A la noche siguiente regresé. Había otros rumores... que indicaban que tal vez Brisa continuase con vida en una de las cavernas cercanas al genio...
Podría matar dos pájaros de un tiro: Si ella estaba viva, tal vez regresase con el Emperador y este gobernase mejor. Y además, me llevaría un deseo.
Las cosas no salen como una lo espera.

Sí, el Emperador se arrepintió y se disculpó ante todo su pueblo.
Pero este, por motivos obvios, se la tenía jurada. Es natural... sin embargo no dejo de lamentarme.
He dejado atrás lo contrario a lo que buscaba. Una guerra civil.
Tal vez regrese para solucionarla...

Mis sentimientos eran cada vez más constantes, más seguidos. Echaba de menos a mi familia a cada momento, apenas breves, pero intensos.
Tenía que buscar ayuda de Nemus, y cuando lo hice... me habló. Su pasado es todo un misterio para mí, su estado...
Me dijo que mis recuerdos eran preciosos, que era mejor no eliminarlos. Así que solo... se han silenciado. Vuelvo a estar bien, y ojalá mi pasado no regrese para seguir atormentándome.

Ahora soy más feliz que nunca.
Una nueva aventura está por comenzar. Luego, tal vez explore el mundo entero. Lo necesito.
Y mis ansias de poder han sido saciadas por el momento. Poco a poco mejoro con... mi nuevo don.
La magia que siempre he deseado. La que nunca me han proporcionado.
Un poder ilimitado que va creciendo día a día.
Al fin... estoy completa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada