13 may. 2012

Ciudad perdida

Aquel lugar estaba masacrado por una guerra injustificada. Como todas las guerras, que solo buscan riquezas o territorios... ninguna vida vale tan solo ese precio.
¿Qué hacía Sol "colaborando" con todo ello? Realmente ya no quiero saber sus respuestas. Tan solo me han traído un profundo dolor y actos que no quiero que se vuelvan a repetir.
Sol... a veces pienso que tu enigma invade mi ser. No debiste rescatarme de mi nuevo Destino. Una lucha que me obligarían a realizar, ajena a mi familia, sin voluntad propia. ¿Acaso no merece eso una traidora?

Preferiría tu odio, mucho más justificado que tu perdón, tus actos. Parece como si nunca hubiera pasado. Y ahora de nuevo... te abandono a tu suerte.
No sé si realmente necesitas ayuda o no. Pero tarde o temprano iré en tu busca.

A esa ciudad perdida bajo el humo de la batalla.

[Nuevo diario XII]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada