24 dic. 2011

Luz


Ya han pasado cuatro meses desde que las páginas del anterior diario se dieron escritas por completo. Parece irónico, pues asemeja que el fin de aquel libro tenía que coincidir con el fin de otras cosas.
Sin embargo, he estado deseando con todas mis fuerzas comenzar este nuevo diario. Y no es que no haya podido o no lo haya tenido antes... sino que he esperado el momento perfecto para ello. Quería dar comienzo con un toque colorido y alegre. Feliz, quizá. Si es que puedo definir felicidad a lo que me ha sucedido hasta entonces.

Pero ahora un nuevo rayo de luz y vida ha iluminado parte de todo ese abismo negro y colosal del que no he logrado ni consigo aún salir. Un gran dolor y fruto de mi vientre, pero me dolería más verla marchar.
Ahora mi luz descansa, al igual que yo. Ambas lo hemos logrado, pequeña. Deseo con todas mis fuerzas que goces de toda la felicidad y amor que yo, a pesar de esta oscuridad, pueda ofrecerte.

Bienvenida a nuestro pequeño y humilde mundo, Catherin. Prometo protegerte de todas las cosas malas y mostrarte todas las buenas que se hallan en él.

[Nuevo diario I]

1 comentario: