21 abr. 2013

Preparémonos

Han pasado un par de días.
He estado pensando mucho, reconociendo que decidí mal los últimos acontecimientos que sucedieron de forma tan prematura.
Y he decidido no forzar nada, dejarme llevar por mis pasos en un camino de varias direcciones. En ese camino surgirán diversas emociones, muchos sentimientos. Con quién sea, no me importa.
Aunque no me lo ponen fácil, si ambos son tan persistentes e insisten en no dejarme escapar. ¿De verdad vale la pena? Quizá eso era lo que me gustaba de ellos, pero ahora...

Ethan me ha explicado lo que era, su naturaleza oscura y temible. Justificándose explicando que no es malvado. Y es cierto, no parece ser así... pero de todas maneras, sigue asustándome. Sin embargo, ya no es un demonio, ha perdido todo ese poder y ha insinuado que es posible que eso lo haga “menos atractivo”. ¿Quiere decir que su poder era un pilar importante entre nosotros? No sé si sentirme insultada o no. Pero creo que no lo dijo con mala intención.
Ya ha comenzado a intentar enamorarme. Empezar de cero, dijo.

Fui también a hablar con Drek, pero ya habían levantado el campamento. Aún así dejó un mensaje a Nara, explicándole que me encontraría. Viaja hacia aquí, a Dalanvor. Espero poder entregarle mis cartas entonces y decirle lo mismo que le he dicho a Ethan.

A pesar de todo, después de tanto pensar, en lo único que quiero centrarme ahora es en la guerra que está por venir. Hemos ido a... la ciudad de los dragones, por llamarlo de alguna manera. He conocido a mucha gente agradable, y a un enano que me está ayudando con mi entrenamiento. La verdad es que he disfrutado ahí arriba, si ignoro el motivo de la reunión.
Hobsyllwin y yo, luchando juntos, contra otros jinetes y sus dragones que pueden provocar el caos en nuestro mundo. Muchas discusiones y debates de personas que no están seguras de si luchar o no.
Yo estoy dispuesta, tengo la esperanza de poder impedir que las personas inocentes de abajo mueran en vano.
Entrenar, luchar, vencer.

No os preocupéis por mí, esta vez... llevaré casco.
Mejor así, ¿no?

1 comentario:

  1. Hay asuntos, ahora mismo, que son más importantes que la batalla de tu propio corazón.
    Quién sabe. El tiempo que tardes tal vez te ayude a decidir

    ResponderEliminar