22 oct. 2011

Página absurda

¿Celos? No, yo nunca... ¿o sí? Pero la evidencia es indiscutible. Ellos, él y ella, hablando tan cerca, riendo juntos y esa maldita sensación de que no encajo con el momento. El sentimiento especial... se respira, se palpa, se ve y se saborea en el aura que cubre a ambos cuando están tan cerca. ¡Maldita sea! Pero ¿por qué desconfiar de él? ¿O de ella? No parece una mujer de ideas perversas... ¿o irá de mosquita muerta?
¡Pero es que se ve, joder! Y quien me lo niegue está más loco que yo. Imaginaciones o no. Jamás he sentido esta sensación tan desagradable de miedo, desconfianza y asfixia. Pero más aún de ira. Espero arrepentirme después de todo lo que maldigo ahora, y también reírme de todo esto cuando reciba explicaciones.
Escucho pasos, quizá ha llegado el momento de una explicación.

---

¿Una aasimar? Claro, parece tener sentido. Además Ethan es demasiado simple co
mo para inventarse una excusa tan retorcida, afortunadamente. Así que... sí, me río de todo lo dicho antes. Una explicación sencilla.

-¿Qué es un tiflin?- Me preguntó Ethan.

-Un... humano con sangre de demonio, ¿no?- Le respondí dubitativa.

-Bien. Ahora piensa en eso mismo pero a la inversa.

-Un... ¿demonio con sangre de humano?- Pregunté desencaminada, quedándome aturdida por lo que acababa de decir.

No, la verdad es que se refería a un humano con sangre de ángel. Los aasimar.
Por ello esa sensación. Es como un vínculo que no he logrado comprender del todo, pero que no tiene nada que ver con lo que pensaba.
Bueno, una duda menos. Y ahora solo me queda como conclusión de esta página medio arrugada en mi diario que... los celos te hacen pensar cosas absurdas.

[He aquí la sabiduría lograda en ciento cuarenta y un años.]


[Diario XLIX]









2 comentarios:

  1. ¡Soy lo suficiente complejo como para crear una excusa creíble si tuviera una amante!
    - Ethan

    ResponderEliminar
  2. ¿Seguro? Siempre se ha sabido que las mujeres somos más retorcidas... ahí lo dejo.

    ~Kyra~

    ResponderEliminar