6 sept. 2016

Ira

Ha tenido que volver a aparecer en el peor lugar con la persona equivocada. La persona más equivocada con la que ha podido coincidir.
Robert Nystrom, ese nombre me perseguirá allá dónde vaya. Parece como si no quisiera dejarme descansar, y que se aproxime tanto a la persona más frágil y más importante de mi vida me llena de ira. Una ira que por el momento debo controlar.
Si ocurre algo, no habrá medida. No me importará convertirme en un ente atormentado sin conciencia. Si la toca, será lo último que haga en esa miserable vida, y deseará no haber existido nunca.

Espero que cumpla ese trato. Es un problema que tenemos él y yo, nadie más. Si no se acerca a mis seres queridos aún puede "respirar" algo más de tiempo.
Si viene a por mí... en fin. Podría decirse que fue en defensa propia.

Y tengo muchas ganas de ver ese cuerpo hecho cenizas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada