10 sept. 2013

Oportunidades

He sucumbido a la pasión y al deseo.
En ese momento creí que nada me importaba, que la felicidad estaba ahí, sin miedos ni inseguridades que me impidiesen dejarme llevar.

Verlo ahí, buscándome. Creo que ambos lo arriesgaríamos todo para salvarnos el uno al otro. Aunque luego... sigamos en la misma situación.

Hemos retrasado lo inevitable. Me hubiera gustado no caer finalmente, que él mismo se hubiera rendido a la primera negativa. Pero, para no variar, es un hombre insistente.
Y mis defensas se están cayendo poco a poco.

Ahora, aquí en las montañas, tras habernos infiltrado en la torre del Atalaya y haberme desvelado a mi hermano, haciéndole olvidar después y confiar en Anthica.
Tras... ver caer a Zekkyou al vacío y recuperarlo después.
Me he dado cuenta de que no puedo más, de que no puedo seguir luchando.

Quería evitar el dolor, y es lo único que estoy consiguiendo. Tantos rechazos, tantas palabras hirientes que salen de mis labios pero no de mi corazón.
¿No era acaso lo que quería evitar?

Sí... creo que... finalmente acabaré por rendirme. Acabaré dándonos una oportunidad.

Tan solo espero no llegar demasiado tarde.

[Diario X]