28 abr. 2012

Nuevos dibujos

Bueno, ya hacía mucho tiempo que no subía dibujos. Ahora que he empezado a colorear con un programa llamado GIMP me he dedicado a mejorar aparte de mi "técnica", también los colores y sombras.

Antes de nada quisiera subir otros dibujos que aún no he coloreado (por pura pereza) y que si algún día me decanto por ello los subiré con color.


Drek y Kyra discutiendo, como siempre. Sol cansado, aburrido o indiferente en el sofá, Aeryn con cara de: "¿Se van a matar?" Y al fondo Ethan e Iefel apostando... mal dibujados, por cierto. 


Sol con su báculo raro que dibujé como me dio la real gana (es más bonito que eso) y el Sol Negro molestando, como siempre.

Doy paso a los dibujos ya coloreados:

Para empezar, este fue el primero que coloreé, Kyra con el espíritu de la espada, quien está persuadiendo a la pobre con poder.


Se nota que es el primero, sí. Bueno, el segundo en colorear fue uno que ya subí anteriormente, de Kyra y Drek, un momento que nunca (de momento) ha pasado en partida:

Lo que sí que tengo que arreglar es ese dichoso tono verdoso que aparece en la piel de Kyra. Bueno, no quedó tan mal.
A continuación, cuando Daniels estaba venciendo a Kyra, tengo entendido que estaba arrebatando el mal o lo que sea de ella, así que hice ese dibujo metáforico.



Uh... he hecho dibujos mejores.
Bueno, luego decidí dibujar aquella escena que ocurrió en las mazmorras del Palacio del emperador, cuando Kyra se encuentra con el verdadero Ethan (tengo también un dibujo que parodia dicha escena y que en cuanto lo coloree lo subiré)

Y sí, me gusta ponerle siempre la misma ropa a los personajes.
Terminando con Crónicas de Argonath, mi último dibujo consiste en un momento tenso entre Ethan y Kyra. 


Y finalmente mi primer dibujo de Steampunk; Reinos de Hierro. Os presento a John (sí, lo he copiado de Edward de Full Metal, pero aún necesito copiar algunas cosas para dibujar algo decente) 



Definitivamente este es el mejor coloreado, sí.

Bueno, espero que esta entrada de dibujos guste, espero críticas (constructivas, por favor) y que se disfrute de mis delirios varios.

¡Hasta pronto!

P.D: Para ver imágenes en grande haced click sobre ellas.

22 abr. 2012

Calor protector

Apenas soy consciente de las cosas que hago. Mis manos, mis actos, todo parece tan calculado y en realidad es... todo lo contrario.
Un muchacho inocente que caerá sobre mi consciencia como un peso que me ahogará y me llevará a, como él mismo acusaba, la más profunda locura.
Un error que no volverá a cometerse. Ah, claro que continuaré mi deseo de volver escuchar el latido del corazón de Zac, mientras ambos estamos recostados sobre la cama tras una velada apasionada. Un año completo sin verle ni tocarle. Trece meses de angustia y espera.
Y no niego que han habido hombres deseosos de yacer conmigo durante ese tiempo, sobre todo un hombre persistente que casi provocó que cayera en sus brazos. Pero estuve esperando al hombre que realmente amo, con quien tantos momentos he compartido durante cinco años de pareja y quince de amistad.
Ahora... las cosas han cambiado. John ha aparecido como alivio del destino. Su personalidad y carácter. Su carisma, su rostro y su cuerpo.
Fue curioso verlo aparecer en mi lugar de trabajo pidiendo mis servicios. Y para nada menos que un brazo mecánico. También uno de sus ojos. Ambas cosas llaman mucho mi atención.
Una pequeña esfera provocó lo demás. Me había llevado algo suyo a casa y sin darme cuenta ya le estaba invitando a un café.

Y bueno... quizá sea el comienzo de una amistad extravagante. Dos adultos que comparten su deseo de la forma más madura posible. Y siempre me ha gustado sentir el calor protector de un hombre que se interesa, al menos un poco, por mí.

21 abr. 2012

Buscando al propio miedo

La ciudad de Fharin concurre mas oscura que otras veces. La sombra del miedo ha inundado la ciudad, con aquella escalofriante imagen en las mentes. Un monstruo salido de pesadillas que nadie se atreve a contar, que apenas saben reconocer.
Es un terror que nadie quiere contemplar, y que Villanus, de por seguro, quiere conocer y extirpar. Su naturaleza es muy variable, jamas sabras si esta de tu lado, pero es efectivo en los cometidos que se propone, como pocas personas pueden decir.

Lua llego como caida del cielo. Villanus tiene ese singular gusto por descolocarme con las locuras mas variadas. El motivo por el que fue invitada, tan solo el la conoce. Tal vez viera en ella una fuerza que a mi me falta en ocasiones, ese valor para continuar adelante.

Grandes cosas se ocultan en el interior de esta ciudad, bajo las calles. Y el miedo ralentiza nuestros pasos, el mismo miedo que ha ido recorriendo Cygnar. Siguiendo la pista, un rumor, cualquier indicio. Respuestas que huyen, se me escapan a la misma velocidad a la que intento encontrarlas.
A la vez que lo busco, le temo. No se que es lo que descubrire cuando se le de caza.

¿Regresar a un tiempo pasado? ¿Volver a tiempos mejores donde el perdon tuviera lugar y el fuego no llenara los recuerdos? Prefiero olvidar mientras sigo caminando, en penumbra. Una vez me detenga, podre buscar la luz que necesito

18 abr. 2012

Duermevela

Como cada noche tiene un sueño placentero. Como algunas noches en vela permanezco a la espera del alba, contemplando su semblante.
¿Quién crea los límites de aquello que no debemos amar?
¿Aún sabemos hacerlo? ¿O tan solo han quedado las cenizas de una guerra sanguinaria?

No existe el miedo, solo la incertidumbre ante lo que nos deparará el futuro.
Escombros de una vida, los recuerdos que se perdieron bajo ellos.

Cree que duermo. Y en mi mente retumba el sonido de una risa escondida.
Ese pequeño paso que transformará el transcurso de los suspiros del corazón.

15 abr. 2012

Comienzos XVI

El tiempo fue pasando a un ritmo bastante agradable. No se me hacían pesadas las horas como anteriormente. Durante el día conversaba con Norman y atendía las preparaciones de una boda no muy lejana. Durante la noche me escapaba de mi lecho para reunirme con aquel extraño personaje con el cual recorría la aventura de ayudar a las personas y sentirnos, de alguna forma, héroes.
Aún seguía castigada, sin embargo no podía perderme las noches con él. Ni siquiera sabía su nombre o apariencia, tan solo importaban los actos. No sabía la reacción de Norman si se enterase de que su prometida frecuenta con otro hombre cada noche. Aunque en esa época poco podía entender yo lo que podría pasar o pensar la gente.

Empezaba a sentir un afecto mayor hacia Norman, pero siempre supe que no sobrepasaba el límite de la amistad. Lo que antaño sentí por Drek era mucho mayor, sin embargo ya en esa época estaba casi olvidado y asumido. Desde luego, no podía haberme enamorado de un ser que nunca había existido tan solo en mi imaginación.

Comenzaron a correr rumores de conspiración contra nuestra casa. Aquellas cosas que nublaban la aparente tranquilidad que nos rodeaba se fueron disipando para darme a conocer que en realidad, todo lo que envuelve las riquezas y los placeres de la nobleza está rodeado por una falsa apariencia de personas ambiciosas.
Nunca comprendí del todo bien el papel que se me imponía al vivir en esas circustancias. Una noble delicada, destinada tan solo a tener hijos y a ser una fiel esposa mientras su marido lucha por su causa.

En ese caso, fue mi prometido uno de los encargados para defender el patrimonio. Como otros hombres, enviados como emisarios.
Era mi hogar, y estaba siendo amenazado, por lo que yo también quise ayudar a defenderlo. Estaba preparada para luchar, ya lo había hecho anteriormente, incluso en algunas de mis noches recientes. Y la verdad había mejorado bastante.

Sin embargo mi padre, mis hermanos e incluso Norman me negaron... no, me prohibieron por todos los medios asistir a la defensa.

-¡Pero es mi hogar y también es mi causa! ¡Estoy preparada para luchar!

-No Kyra, no lo estás. Esto no es asunto tuyo, ni mucho menos es algo a lo que tú puedas asistir.- Concluyó mi padre.

Sabía que tras todo eso tan solo había un motivo exclusivo por el cual no podía ir. Al fin y al cabo era una mujer, nunca lo suficientemente fuerte, ¿no es cierto?
Pero estaban equivocados.
Sin embargo a pesar de mis intentos por infiltrarme no conseguí hacerlo. Estaban encima mía, más que nunca. Ni siquiera pude escaparme por las noches como siempre, y realmente eso me agobiaba.

Pasaron los días, las semanas... y un día recibí una noticia que hirió lo más profundo de mi ser.
No sabía muy bien que era lo que estaba pasando exactamente, pero habían caído algunos hombres.
Y entre ellos, Norman.

El dolor de perder a un gran amigo, la rabia de no haber podido estar con él para defenderle y el miedo de no poder levantarme tras aquel duro golpe fueron la causa de otro episodio amargo de mi vida.
No asistí al entierro, mi padre lo quiso así. Quizá fue lo mejor, no podría haber soportado ver su cuerpo inerte, el cuerpo de la persona con la cual tenía pensado pasar mi vida.

Lo que no sabía entonces, lo que descubrí recientemente es que no había cuerpo. ¿Realmente has muerto, Norman? Permaneces desaparecido, y quisiera saber si conseguiste huir de ese fatídico Destino.
El tiempo ha cambiado muchas cosas, aquello que una vez tuvimos se hace imposible de recuperar.

14 abr. 2012

A la aventura

Nadie podria decir que ha visto su vida tan trastocada como la mia.
Ahora estoy en camino, con extraños a los que apenas conozco, pero que suponen una amenaza menor que cualquiera de los otros con los que solia codearme. Nuestra lujosa vida en palacio ha acabado, se acabaron los placeres de la buena compañia y los manjares.
Ahora toca emprender el camino, que mas bien que camino es una completa locura.

Un viejo amigo, una elfa alocada y su extraña familia. Aceptaron mi presencia sin apenas preguntas, aunque estas siguen flotando en el aire. Algun dia caeran sobre nosotros, junto con toda la verdad, de unos y de otros.

Tal vez sea tiempo de volver a lo que llamo hogar. O tal vez deba tomar las riendas de mi caballo hacia un futuro incierto, como fuera alguna vez en mi pasado. ¿Quien sabe lo que puedo encontrar? Tal vez me atreva a trazar de nuevo mi camino, y olvidar por un tiempo lo vivido. Saberse invencible en un camino solitario. Donde nadie puede encontrarte. Un diminuto simbolo en movimiento en un mapa.

Una aventura aun sin comenzar, ¿me atrevere a cruzar la puerta que lleve a ella?

Reencuentro

Abro los ojos. Es como despertar en uno de mis sueños. Ya no existe el miedo. Esa mirada que encoge el corazon hasta el dolor. Cerrar los ojos a esperar un nuevo golpe. Caer de rodillas, deseando, siempre con la misma fuerza, que no se atreva a llegar tan lejos. Contener el aire y el llanto.

Y hoy por fin el sol brilla mas claro, mas intenso. Un rostro amigo, apenas la sombra de una niña que pertenece a un pasado que se me hace extraño. Con expresion preocupada, me pregunta por mi estado. Pero yo antes necesito saber que ha sido de el.
Mi vida rota en un solo momento, en apenas segundos. Recuerdos difusos.
Una persecucion. Una mirada, despedida sin afecto. Esperaba que me llevara el olvido, pero sin saber como, sigo aferrandome a la vida.

¿Es una nueva esperanza, que surge de encuentros velados? Apenas palabras, su presencia reconfortaba aun cuando intentaba rechazarle. Tanto tiempo habia pasado, creerlo perdido y haberlo encontrado.
Como desearia haber podido retroceder, abrir los ojos a la verdad, no haber estado ciega durante tanto tiempo.

¿Creerme libre y caer en la trampa? ¿O seguir temiendo y encontrar despues la paz?
Cualquiera que sea la respuesta, parto ahora a conocer mi destino, que otros han decidido a lucharlo cuando no pude.

12 abr. 2012

Hacia un sueño mortal

Aquel muchacho no había tenido demasiada suerte. Se atrevió a acercarse con su grupo y no contento con ello me arrebató mi pequeña saca donde en realidad no contenía demasiado dinero, pero fue la excusa perfecta para comenzar.
Lo dormí y lo llevé a la Esfera, donde despertó asustado.
No quería que muriese de hambre, seguro sería una muerte terrible.
Me acusaba con despectivos como "loca", y me preguntaba a cada rato que quería hacer con él. No le respondí. Ni siquiera yo misma lo tenía claro entonces.
Hasta que tomé la decisión. Mi Familiar me recomendó que le proporcionará una dosis mayor de anestesia para dejarlo dormido definitivamente, al menos no sufriría...


---


Fuiste a la habitación donde el muchacho te observaba con otra mirada distinta a todas las anteriores. No sabes decir si era que ya comprendía lo que iba a ocurrir a continuación, o si te estaba suplicando que no lo hicieras. O las dos cosas.
Llevabas la jeringuilla preparada con una dosis generosa del veneno que causaría el objetivo.
Empezó a llorar, pero sin jadeos ni mucho menos histeria. No. Eran lágrimas que caían suavemente por su rostro ensombrecido. Asumiendo su muerte, causándote una leve punzada de dolor en el corazón.
Demasiado leve, ¿no es cierto? Porque no dudaste cuando introdujiste el sedante en el interior de su cuerpo.
Empezó a dormirse, con una leve sacudida. Y dos últimas lágrimas asomaron sus ojos antes de abandonar este mundo para siempre...

Ya tienes tu cuerpo diseñado expresamente para que tus manos investiguen cada rincón de su ser.
Pero... ¿serás capaz de soportar el peso del monstruo que poco a poco creas en tu interior?

No es un monstruo. Es mi propio ser enardecido.

9 abr. 2012

El fuego lo devora, y a la vez purifica lo que ha de ser purificado. Aquel nido de viboras ardia hasta sus cimientos, con el sus secretos e intrigas. Con suerte, ninguna alma caeria. Muchos de ellos añorarian por largo tiempo los lujos que pudieron permitirse viviendo en aquel palacio.

Para otros, entre ellos yo, aquello no era sino una prision de cristal. En ella, una mirada que pugnaba por salir. Miraba al exterior, soñando que le esperaria una vez saliera. Pero una terrible garra la retiene, la hiere y la arrastra hacia la oscuridad.

Ella sigue alli, o eso debo imaginar. Rezo a los dioses como nunca para que las llamas se alejaran de ella. Y nuestros caminos vuelven a separarse.

Me siento perdido. No por su ausencia. Falta un rumbo. Nuestro plan se ha visto frustrado por a saber cuantos designios. Nos habremos librado al menos de todos nuestros males que venian de las sombra. Ese es el consuelo, y aleja a la sombra que se cernia, y traspasaba las miradas de aquellos que considero amigos. Sin rumbo por ahora

2 abr. 2012

En frío

Son movimientos que en ocasiones haces sin pensar. Ni siquiera sabes si lo has hecho por tu familia o por ti. O si, ni siquiera, por ninguna de esas dos cosas. Experimentar, tal vez.
Las cosas se piensan mejor una vez analizado cada punto, cada detalle. En frío. Me vence la empatía, la culpabilidad y mi propia forma de pensar.
¿Yo? ¿Arrebatar la vida a alguien a sangre fría? Mi maestro debe retorcerse en su propia tumba, él jamás me enseñó a ser cobarde y mucho menos, a ser una asesina.

Ambición. Me ciega, me corrompe, oscurece mi corazón y mi alma. ¿Saciaré mi deseo? Y cuando lo haga... ¿será suficiente?

Llega el arrepentimiento, el pensar que quizá es un error. Matar a alguien por limpiar mi nombre. Un hombre que no era trigo limpio, pero... que no merecía una muerte así, con su propio desconocimiento ante la mano asesina.
Hubiera preferido esperar a que despertara y, con el honor que siempre me ha enorgullecido batirnos en una batalla limpia. Honor... quedó como una palabra absurda. Si lo tuve lo perdí.

Solo una traidora cobarde, sin escrúpulos. Mi más oscuro secreto que tan solo una persona conoce. Una persona que ignora todo lo que me rodea ahora. Y que ojalá se quede a la sombra de la realidad.

[Nuevo diario XI]